Nuestra nueva forma de vida: IoT

En la industria de la tecnología, uno de los términos que más se han hablado en los últimos años es sobre el IoT “Internet de las cosas o Internet of Things” (por sus siglas en inglés). Y es que se ha vuelto un aspecto básico del día a día el portar al menos un dispositivo inteligente con nosotros, que poco a poco el uso de esta tecnología inteligente ha ido tomado una importancia tan grande que se ha convertido en un elemento vital para el desenvolvimiento en una sociedad urbana.

Empresas como Samsung o Qualcomm son de las principales en tocar este tema del IoT como un punto clave de desarrollo social y sobre cómo este influirá en el futuro de todos nosotros.

El IoT o Internet of Things es un concepto basado en la interconexión de un producto con cualquier otro que se encuentre a su alrededor (desde un libro hasta un refrigerador de tu casa). El objetivo del IoT es conseguir que todos los dispositivos se comuniquen entre sí logrando su independencia a través de la inteligencia artificial.

La trascendencia de esta forma de interconectar las cosas por medio de la tecnología ya está siendo parte de nuestras costumbres y forma de vivir, impactando fuertemente tanto en ámbitos sociales como económicos. Su gran alcance a elementos de la vida real interconectados con la vida digital crea una independencia casi total de los seres humanos, dejándonos a nosotros al mando de lo realmente importante.

Uno de los principales ejemplos del IoT es la Domótica como forma de automatizar los principales elementos instalados el hogar regulando temperaturas, informándonos de los alimentos perecederos o faltantes en nuestro refrigerador e incluso solicitando directamente al proveedor la reposición de dichos alimentos agotados. Otros ejemplos de la IoT son también los Wearables como relojes inteligentes, pulseras que detectan nuestro estado físico, vehículos autónomos, entre otros.

La estandarización del IoT en una sociedad tendrá un impacto mucho más amplio en un futuro ya cercano: llegando a beneficiar la seguridad, economía y ecología de toda una ciudad permitiendo el paso hacia la sustentabilidad y hacia una Ciudad Inteligente. Siendo pues el siguiente gran paso de la industria tecnológica, logrando una mayor independencia de los humanos y, por lo tanto, una mayor eficiencia y comodidad para todos.

[cn-social-icon alignment=”left”]
2018-11-20T13:38:52+00:00